¿Se merece Persona 4 entrar en el Salón de la Fama?